miércoles, 25 de agosto de 2010

Under the sea...

O... cómo me tapó el agua.... ponele.
Situación: Encontrábame (?) anoche en casa empanando milanesas, mirando de reojo la novela.
Hacía unos minutos había ido al baño y había descargado la mochila de mi inodoro normalmente.

(Cabe destacar que cuando me baño y el agua de la ducha empieza a correr, mi inodoro empieza a hacer un "simpático" glup glup glup que nunca me gustó, pero se lo adjudiqué al monstruo de la cloaca).

Mi mente se concentraba únicamente en lo ricas que iban a quedar las milanesas, en lo cansada que estaba, y en cuánto que iba a disfrutar mi cena. Pero la vida muchas veces no es como una quiere.
Momento cúlmine (?) en la novela, me asomo a mi habitación para ver que pasaba, y una vez atravezada la puerta... plafff plafff plafff ... y por más que no quería mirar para abajo, lo hice....
El desastre. Mi habitación lleeeeeeena de agua. LLena. Toda. Corro al baño a ver que pasaba y veo una hermosa fuente de feng shui que emanaba agua fresca y cristalina ininterrumpidamente. Bueno... no. Veo el inodoro desbordando de agua por todos lados!!! Nunca había cortado. Nunca había llenado la mochila. nunca nada.
Como pude hice que corte la carga. Como pude empecé a sacar el agua de la habitación con el secador primero (hacía unas olitas hermosas, debería haberle sacado fotos, pero no podía putear y sacar fotos). Sequé con 3 trapos de piso a la vez. Corrí tooooooodo para el lado seco (sillón, bolsas de consorcio que tenía con ropa para dar, mi caja con lanas, otro tacho con agujas de tejer, la mesita de arrime con el cesto de ropa de lavar, etc.) y empecé a secar del otro lado. Cuando tuve una epifanía. Miré el sillón (de tela, él) y pensé... es la maldición del finado!!! Me lo dió contra su volutad y lo maldijo para que se me inunde y pudra posteriormente!!!

Conclusión: Acomodé (más o menos) me hice DOS milanesas con mucho limón, y me las comí, tratando de olvidar el suceso desafortunado. Hoy llamo al plomero.

14 comentarios:

  1. PRI?

    TIRA ESE SILLON!!!!!

    Qué horror tener que sacar el agua, acá en casa de vez en cuando se tapa la cañería de la cocina. T.T escena traumática si las hay, porque suele ser a la noche, buaah!

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo con Gaby! El sillón tiene que seguir el derrotero del finado: eject!!!

    Menos mal que tenías a mano las milanesas (y un secador) para remontar la situación (y las olas, claro).

    Besos gigantes, darling.

    ResponderEliminar
  3. aiiiiiii cuando estaba recién mudada, el gatito sacó sin que yo me diera cuenta el desagúe del lavarropas de su lugar. entonces, viví esa misma experiencia olitas-dentro-de-casa pero en una cocina que NO tenía, repito, NO tenía rejilla de desagote. es horrendamente horrible.

    creo que este post sirve perfectamente para cumplir la consigna [?] comentatoril de mi post de hoy :P

    beso! y como dice Gaby, tirá el sillón o desengualichalo [?]

    ResponderEliminar
  4. laprofecíadeltikin's25 de agosto de 2010, 14:03

    muuuueeeeeejjeeeejjeeeee...!!!!! te ahogarás en tu propia pieza porque el inodoro no cortará su carga y flotarás entre sillones de tela y agujas que yo te he mandado en la cantidatttt de 5!!!!!!!!!!!
    P:D Y me devolverás el taladro antes que se mojeeeeeee!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. noooooooo... que porquería!
    Apoyo a Gaby, tirá ese sillon SHA!!! o prendelo fuego diciendo..."DESEO QUE RECIBAS EL DOBLE, DE TODO LO QUE ME DESEAS A MI".

    ResponderEliminar
  6. Uh, qué desubicado ese inodoro. Yo también anduve con problemitas inodorísticos y acuosos... ¿será la época del año? (?)

    Y ante la duda, ¡tire ese sillón!

    ResponderEliminar
  7. Gaby: tal cual,todas esas catástrofes siempre pasan de noche, así te joden un poco mas la vida, jajaaj

    Verito: pero me encannnnta ese sillon! jajaja

    Cecil: cómo no tenía rejilla!! Hacen casa como si fueran maquetas en las que nadie va a vivir. Yo no tenog llave para cortar el agua, sacá la cuenta.
    Voy a bañar el sillón en agua bendita! jajaja

    Alejandroridículo: estás poseído por el Tiquin? jajajaja El taladro está sequito en mi placard. Podrías dejarlo por si me mudo hnito... no?

    Gabyta: tipo parrillada o gualicho? jajaja

    Mate: LA desesperación de ver todo lleno de agua es horrible.

    ResponderEliminar
  8. Ah, pero el piso habrá quedado limmmpito.
    Dese por dichosa que el agua que corría era fresca y cristalina, porque en un local que alquilaba hace unos años, compartía la cloaca con otro de al lado y cuando se tapaba... mejor no le cuento.
    Saludos desde muy lejos...y seco

    ResponderEliminar
  9. Dios mio: al Cesar lo que es del Cesar!
    Y al finado lo que es del Finado!
    Devuelve ese sillon... eso si, al finadete ni lo conozco pero tampoco le demos mas importancia de la que el finadete (que bien muerto parece estar) tiene.
    Un ataque de la fuente feng shui asesina puede pasar en los mejores hogares.
    Eso si, no te veo entre milanesas y bolsas de ropa tarareando "Venecia sin ti"
    Te faltaba el gondolieri y la noche hubiese sido diferente.....

    ResponderEliminar
  10. Noooooooooooo la peor!
    Ademas sumale que le vas a tener que ver la raya al plomero si o si...
    Queres que te pase el tema de las olas y el viento???

    ResponderEliminar
  11. jaja me pasó alguna vez eso...
    Lo más feo es que cuando pensas que tenes todo listo para sentarte, relajarte y disfrutar... algo te lo arruina... quelotiró

    Besos vecinita!!!

    ResponderEliminar
  12. Que situación horriblee!! revisa bien y saca todo, porque lo que se te haya quedado húmedo por allí podrá ser materia de otro post en los próximos 6 días!

    Suerte!

    ResponderEliminar
  13. tiquin...... no te hagas pegar!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  14. Horror!! Tirá el sillón a la reconchinchina y agradecé que la fuente feng-shui no trajo "regalitos! jajaja


    HORRIBLE!

    ResponderEliminar

hablá ahora o callá para siempre... ponele...