domingo, 6 de mayo de 2012

Anécdotas de película.


Ayudando en el videoclub de una amiga, hemos visto gente y actitudes que creo, son dignas de ser documentadas. Prometo ir anotando, para traérselas.

A modo de ejemplo: Sábado. Video repleto de gente. Se acerca señora, cincuentona y pico... Me pregunta, bajito: Disculpame, las películas PROHIBIDAS?
Yo: (juro que pensé: La historia oficial?  (?), e inmediatamente, caí! Le indiqué, que detrás de la puertita vaivén, estaba lo que buscaba. Bueno che, me agarraron desatenta jajajaja
Sra.: si está leyendo ésto (?) NO SON PROHIBIDAS! Déjese de hinchar! Lo único que tienen es que no se pueden exhibir al lado de las de Barbie, vio...


6 comentarios:

  1. Lo mejor es que la que te encaró fue una DOÑA y no un viejo verde o un adolescente calentón jajajaja ¿quién se lo iba a imaginar?

    ResponderEliminar
  2. Jaaaaaaaaaaaa... ¡SE-ÑO-RA! ajajajajajaja... Me muero: "prohibidas".
    Hay que ver, a lo mejor las señora cincuentona se las autoprohibió hasta que decidió que no tenía porqué seguir censurándose(?) y se permitió verlas :) Quién sabe.

    ResponderEliminar
  3. Jajaja!!! entiéndela! juuuuajuajuajuajua. De acuerdo con Bella, prefiero la señora cincuentona y no el viejo verde ;).

    ResponderEliminar
  4. Aplausos a la señora, porque como dice Marcela, la que se estaba auto-prohibiendo era ella.
    Para mí que si la agarraba Freud la hacía pelota.
    jaja

    besos Pé!

    ResponderEliminar
  5. Hola! Llegué acá por estricta recomendación de Mate, me gustó, y me quedé!

    Mucho gusto!

    ResponderEliminar
  6. Y Yo fui testigo...............no se quieran imaginar la pinta de la señora!!!!

    ResponderEliminar

hablá ahora o callá para siempre... ponele...