jueves, 3 de noviembre de 2011

Caramelos surtidos




Tengo en la oficina, una hermosa caramelera que me regaló mi amiga Ivana, colocada sobre el escritorio, de la cual clientes, amigos y la que suscribe se sirven a diario.
Hace un tiempito, vengo observando qué tipo de gente elige qué tipo de caramelos. Es un patrón que se repite MUY seguido y me llamó la atención.
Algunos ejemplos:

*El tímido que va a lo seguro: Sugus o Palitos de la selva. Jamás una sorpresa.

*El rebuscado: Revuelve la caramelera, buscando uno con chocolate, pero con relleno de fruta y papel metalizado. Eterno disconforme.

*El goloso: Cuadrado de dulce de leche. Sencillo y directo.

*Vieja quisquillosa: De mentol no tenés? No, no tengo, los elijo ricos, no quiero terminar con esa cara, señora.

*El light arrepentido: Éste. Sí, éste. Los gajitos me encantan. Necesita reforzar el concepto, a ver si se autoconvence.

*El que sabe lo que es bueno: Butter toffees en cualquier variedad. No se privará del placer, aunque engorde.


Yapa:
Cuando coloqué el título, me acordé de uno de los libros de mi infancia, casi diría el que
más me gustó y más veces leí. Gracias a quienes colaboraron de niña para desarrollar mi gusto por la lectura.

10 comentarios:

  1. Siiiiiiii, yo tenía ese libro!!!! Qué lindo recuerdo!!! :)
    Te falto algo en la lista: "No tenes 1/2 hora???"... floja, estuviste floja!! jajaja

    ResponderEliminar
  2. yo postearia una foto de la hermosa caramelera que te regalo tu amiga!!!! seguro te quiere mucho!

    ResponderEliminar
  3. gran libro!!!!

    y yo intento pescar siempre los masticables.

    qué soy?!?!??! ;)

    ResponderEliminar
  4. Me morí con el libro! Lo primero que me vino a la mente cuando leí el titulo de tu post fue recordar ESE libro. Yo también lo leí mucho, junto con el de los chicos enamorados que aún conservo en la biblioteca, un poco desplumados.

    Yo soy de las que agarran los Sugus, pero de tímida no tengo nada!
    Besotes Pé!

    ResponderEliminar
  5. Nunca palitos de la selva, siempre sugus o ácidos!!!

    bueno, los butter toffees también jajaajaja

    <3 Muac!

    ResponderEliminar
  6. Y debe estar el que dice 'no gracias paso' pero en realidad se querría llevar la caramelera entera!

    ResponderEliminar
  7. Yo no como caramelos, salvo que sean los de miel o los 1/2 hora, qué vengo a ser, dotora? jajajajaja

    una amarga, lo sé (?)

    muy buenas observaciones, estimada :)

    ResponderEliminar
  8. Georgi: Es hermoso ese libro! Todavía lo tengo, medio despatarrado, pero está.
    No tengo 1/2 hora porque uds. no vienen y son los únicos dos seres viventes que los comen! jajajajajaj

    Anónimo: Lo primero que pensé, fue en sacarle. No tengo cámara :(

    Café, sos ... viva! A mi los masticables me encantan, soy capaz de tirarme bajo la piñata!

    Yess: es que los sugus tienen ese no sé que... son riiiicos, los de frutilla y manzana, especialmente.

    Bella: ese es el síndrome de cualquierbondimedejaenlaesquina jajajajajajaja

    Bubulina: Todavía nadie se resistió. A los tímidos los escucho cuando me alejo de la entrada, robarse alguno (la caramelera es de vidrio y buchona) jajajaja

    Laurita: USTÉT ES RARITA. Entre esos caramelos horribles y las juntas... no va a terminar bien, sepaló.

    ResponderEliminar
  9. esa tapa! q recuerdos! rodeada de sugus y palitos de la selva mejor! Elsa bornemann, poldy bird, el libro de los chicos enamorados q nombraron mas arriba... q epocas... q vida sin tantas preocupaciones!

    ResponderEliminar
  10. Yo también amé y amo ese libro. Quisiera saber si alguien puede publicar el índice, así puedo buscar sus cuentos. Muchos años de mi vida viví con las palabras "Pablo es el carpintero de mi pueblo" que me hacían revivir todas las emociones de mi infancia, dándome vueltas en la cabeza cada vez que me sentía sola y perdida... gracias por postearlo.

    ResponderEliminar

hablá ahora o callá para siempre... ponele...